MENU

¿Qué Copa para qué Vino?

¿Sabías que existen diferentes tipos de copa para cada tipo de vino? Durante el paso del tiempo, la forma y las copas donde se sirve el vino han ido evolucionando; en la edad media las copas eran talladas y algunas estaban incrustadas con piedras preciosas. Actualmente el material del que están hechas es cristal transparente y existen diversos tamaños y estilos de copas con un objetivo en común, potencializar la degustación del vino.

Se dice que el vino se disfruta con los 5 sentidos:

  • Vista. El color del vino, la transparencia, el recorrido del vino por la copa, la caída de las lágrimas, entre otras cosas y todo esto nos permite conocer el tipo de vino  que es, por ejemplo si es añejo, etc.
  • Olfato. Existen 3 tipos de aromas al catar un vino, primarios, secundarios y terciarios. Los aromas primarios aparecen al introducir la nariz mientras la copa se encuentra quieta; al agitarla aparecen los secundarios, al moverla y dejarla reposar aparecen los terciarios. Se pueden captar aromas como: flores, hierbas y madera.
  • Oído. Lo podemos percibir al servir el vino en la copa y al brindar el sonido de las copas pueden traernos satisfacción, no solo por el vino, también por la compañía.
  • Tacto. Este sentido se puede percibir en la temperatura del vino.
  • Gusto. Por sí solo, el gusto percibe sensaciones que dependen de la estimulación de las papilas gustativas localizadas en la lengua: dulce en la punta, salado y ácido a los lados y amargo en la parte posterior.

Con lo anterior, podemos concluir que la forma de la copa del vino es esencial para aumentar la experiencia en la degustación del vino; las copas deben tener las curvas en los lugares adecuados, el tallo debe ser lo suficientemente largo según el vino, el cristal debe ser transparente y liso, las medidas estandarizadas de una copa debe ser de 5 cm de alto, 10 cm de fondo y 6.5 cm de ancho las cuales  fueron establecidas por ISO (International Standard Organization).

Tipos de Copas

  • Copas para vino tinto. Se les llama burdeos o borgoña, se debe llenar una tercera parte para lograr apreciar el vino.
  • Copas para vino blanco. Una de sus características es que cuentan con un pie más largo para evitar que al sostenerlas se caliente la bebida con el calor de la mano. Son algo más pequeñas y estrechas que las de vino tinto y deben llenarse menos de la mitad para mantener al vino frío.
  • Copa flauta de champagne:  Alta, de cuerpo largo y aflautado y corta de pie. Es la más tradicional y bella para el vino espumante. La principal característica de este tipo de copas es que su gran profundidad y poco diámetro hacen que las burbujas duren mucho más tiempo en la copa.  
  • Copa de vermouth: Corta y de boca ancha, a medida que se acerca al pie su cuerpo se va estrechando, este estilo de copa es ideal para cócteles como el martini.

vino blanco

¿ Tienes un proyecto?

CONTACTANOS