MENU

Brainstorming o Lluvia de Ideas.

Cuando llega el momento de reunirse en la oficina para hacer una lluvia de ideas o brainstorming, ya sea para renovar un proyecto o construir uno nuevo, normalmente solemos hacerlo de la manera cotidiana, es decir, tomando nota de cada idea que surge a lo largo de la sesión para finalmente elegir aquellas que nos parezcan las más adecuadas para el plan de trabajo, sin embargo dejamos de lado elementos que nos pueden ayudar a que este tipo de juntas sean mucho más productivas y creativas.

Brainstorming

Logra que tus sesiones de brainstorming sean efectivas.

Podemos seguir algunos de estos consejos que nos garantizan creatividad y un buen trabajo en equipo, el que muchas veces cuando se siguen los pasos tradicionales hace que solamente unos cuantos participantes sean los que realmente aporten buenas ideas al proyecto.

  1. En la medida de lo posible salir de la oficina. Esto fomentará la creatividad y logrará que fluyan las ideas.
  2. Limitar la sesión. Antes de comenzar con la sesión debemos tener un límite de tiempo para ello, esto es importante ya que nos va a ayudar a no caer en redundancias o en un agotamiento de ideas.
  3. Recurrir a un mapa mental. Poner al centro del mapa el tema central para no salirnos del objetivo principal, mientras que alrededor se anotarán las ideas que vayan surgiendo. Los mapas son una forma de organizar las ideas y recordarlas con mayor facilidad.
  4. Usa elementos visuales. En ocasiones es mucho más fácil recordar conceptos e ideas por medio de imágenes que se relacionen con el tema. Al igual que los colores, ya que estos ejercen la misma función.
  5. No criticar las ideas de los demás. Siempre habrá alguien a quien le parezca descabellada una idea por el simple hecho de parecer irrealizable pero en la lluvia de ideas todo vale y todo aporta, finalmente se elegirán aquellas ideas que encajen más con la solución al problema inicial y cualquier idea puede ser la indicada para lograrlo.
  6. Llegar a la parte final en donde se evalúa cada idea de acuerdo a la posibilidades de realización de la empresa y a un posible presupuesto nos hará tomar aquellas ideas que más soluciones brinden, por ello es importante elegir cuidadosamente las propuestas sin desechar las sobrantes ya que estas pueden servir como apoyo si se diera el caso en que algunas de las elegidas tengan que ser sustituidas.
  7. Dar seguimiento a la sesión de brainstorming con el fin de aclarar posibles dudas y sobre todo para la construcción del plan de acción, después de todo, la sesión se llevó a cabo para el cumplimiento de un objetivo.

Recuerda que cada uno de los participantes debe de aportar una idea como mínimo y que el número de participantes debe de ser limitado para no caer en exceso de ideas que al final no se sepa ni por dónde comenzar. Deseamos que tengas éxito en tus próximas sesiones de brainstorming y que te sean de utilidad los consejos que te acabamos de compartir.

No olvides seguirnos en nuestras redes sociales y visitar nuestra página web. 

¿ Tienes un proyecto?

CONTACTANOS