MENU

EL NUEVO TURISMO

Tras el aislamiento mundial declarado por la OMS y gobiernos de distintos países que se vivió durante los últimos meses se espera un gran cambio a nivel mundial, en donde muchas industrias y actividades no volverán a ser las mismas por algún tiempo.

 

Una de las actividades que presentará este cambio es el turismo, pasarán tres o cuatro años para volver al turismo que se vivía anteriormente. Gradualmente se volverá a viajar, ahora los protocolos serán más exigentes con la higienización y la seguridad en la industria alimentaria.

 

Las líneas aéreas mejorarán sus procedimientos de higienización para generar confianza entre los pasajeros. Es probable que durante los primeros meses veamos aviones con capacidades reducidas, dejando libre un asiento entre cada pasajero. Ahora, las aeronaves tendrán que permanecer más tiempo en tierra que en el aire con la finalidad de ser propiamente desinfectadas. Esta podría ser una razón por la que el costo de los viajes comiencen a encarecerse.

 

Por otra parte, los hoteles, cerrados en muchos países, deben empezar a preparar su reapertura, ponerse en marcha si aún no lo han hecho, reinventarse y cambiar su estrategia.

 

Deberán crear y transmitir una sensación de limpieza extrema, y cumplir con las medidas nuevas de seguridad sanitaria, incluso certificarse en métodos de desinfección o empezar con nuevas tendencias como habitaciones “free virus” que se están implementando en muchas partes del mundo.

 

Un ejemplo a todo esto, es el de los hoteles Westin, que utiliza robots para reducir el contacto de personas o los riesgos a contaminarse entre personal y turistas o viceversa. Ellos integraron un modelo de Robots llamados “Light Strike Germ Zapping”, estos equipos de amplio espectro, destruyen rápidamente virus, bacterias y hongos utilizando luz ultravioleta (UV) de xenón, la misma tecnología que la utilizada en hospitales y centros sanitarios.

 

En las habitaciones todos los artículos como el mando de la TV, la cafetera y el teléfono se desinfectan y se colocan en bolsas selladas para los huéspedes.

 

Se eliminan todos los elementos no esenciales de las habitaciones como: revistas, colchas, almohadas decorativas, esto para garantizar un ambiente continuamente limpio y desinfectado.

 

Se enfocarán en ofertas de alimentos y bebidas que estimulan el sistema inmunitario: antioxidantes, vitaminas, prebióticos y probióticos que garanticen la salud continua.

 

Es posible que el servicio de Buffet de los hoteles y restaurantes tenga que ser reestructurado o sustituido por el servicio tradicional de mesa, manejándolo solo con room service. Los hoteleros deberán reforzar este servicio e incluso algunas cadenas ya estarán pensando en la incorporación de otro tipo de robots que se encarguen de estas tareas, servir a los clientes una comida, o cualquier otro objeto que necesiten, un ejemplo, son los robots YO2D2.

 

Además, el futuro de los bares y restaurantes es aún más incierto, muchos de ellos son pequeños negocios, o negocios familiares, desafortunadamente, algunos no volverán abrir sus puertas. Algunos tendrán que adaptarse al servicio de delivery o perfeccionarlo si ya contaban con este. En los próximos meses será difícil volver a ver los bares llenos, lo que antes de esto nos atraía, ahora será un rechazo por el distanciamiento social.

 

Para esta industria y muchas más, esta crisis ha parado el mundo, pero no las ganas de vivir y disfrutar de la vida, esto será una pausa y respiro para el mundo entero, un momento al que nos adaptaremos, pero no nos acostumbraremos porque eventualmente pasará y se regresará a la conocida normalidad.

 

Mónica De Lozzane

 

Mónica de Lozzane

¿ Tienes un proyecto?

CONTACTANOS